La cuna de la democracia

octubre 3, 2009

Democratia

La democracia, en su etimología nos dice que se trata de un sistema de organización social en el cual los ciudadanos de una nación son los que administran el poder (demos, “pueblo” y cratia, “gobierno”). Este modelo de sociedad fue puesto a prueba desde la Edad Antigua por naciones como Atenas, Corinto y Argos, y en la actualidad es practicado por casi todos los países del mundo. Según ciertos ideólogos, la democracia ni siquiera debería ser considerada un modelo, sino el sentimiento inequívoco del hombre por alcanzar la perfección política tanto en la organización social como en la organización gubernamental. La democracia ha representado un éxito para las mayorías comunitarias, si recordamos que antes del siglo XIX y salvo pocas excepciones, la mayoría de las naciones eran gobernadas por minorías selectas que justificaban su dominio con un sentimiento aristocrático o divino, cuya posición les confería derechos excepcionales que emanaban de viejos nacionalismos ancestrales o, como en el caso de los estados teocráticos, directamente de los dioses.

Democracia 06Así pues, en la actual sociedad occidental -y muchas culturas orientales -la democracia es la joya engarzada en la corona del individualismo y el liberalismo. Corro mucho peligro al hablar de esto, pues la democracia es un tesoro mucho más preciado que nuestras madres, nuestro territorio nacional o nuestros propios hijos. Los atenienses, por ejemplo, en la antigüedad decidieron perder sus tierras y sus hogares antes que perder su propia libertad, dejando a Atenas a merced del saqueo de los persas y marchándose a una isla desde donde dirigirían su ataque contra el invasor.

De igual manera los norteamericanos, hoy en día, promueven la democracia como un valor esencial tanto para ellos mismos como para el resto del mundo, llevando desde hace más de un siglo una cruzada particular contra todas las naciones que no sean democráticas y abriéndolas, si es necesario, a punta de bayoneta. La Doctrina Monroe fue durante mucho tiempo el estandarte más grande y emblemático que pudieron tener los demócratas jamás, tanto que si los antiguos demócratas griegos y romanos alzaran la cabeza desde sus tumbas, se enorgullecerían enormemente de lo que sus ideologías producirían en este planeta dos milenios después.

Individualismo y manipulación

Democracia 03En el siglo V a. de C., el mundo vivió una revolución cultural inmensa entre las naciones que antiguamente correspondían a Grecia y Persia. Los estados jonios, vasallos del Imperio Aqueménida, tomaron las armas y se aliaron con los griegos -con quienes compartían lazos étnicos mas nunca antes lazos políticos -para conquistar diferentes emplazamientos clave para el imperio asíatico. Uno de estos emplazamientos era la antigua Bizancio.

Con la captura de Bizancio, los griegos vieron abiertas nuevas rutas de comercio y nuevos enclaves sobre los cuales tender su influencia. Los más beneficiados, primeramente, fueron los atenienses, que por entonces vivían un proceso de cambio social gracias a la escuela fundada por los primeros sofistas, quienes promovían entre las comunidades una nueva forma de pensamiento acerca de la sociedad, la economía y la política. En lo social, estas ideas promovían una participación directa del individuo como ente materialista e individual, equiparando a todos los hombres sin importar su condición de nacimiento y tomando en cuenta únicamente el mérito conseguido en la vida. En lo económico, abogaban por la propiedad privada y el poder adquisitivo como principales influencias en las diferentes industrias. Y en lo político, los sofistas cultivaban la idea de la igualdad de derecho y un sistema de gobierno que permitiera la inclusión de todas las opiniones de los ciudadanos. Era el principio de un primitivo liberalismo.

Este liberalismo recién nacido encontró cobijo en una familia muy influyente de Atenas: los Alcmeónidas, quienes pretendían pertenecer a una rama tribal autóctona de Atenas que podía remontar su árbol genealógico hasta Neleo, el hijo mítico de Poseidón. Los Alcmeónidas fueron expulsados cuando Pisístrato, tirano de Atenas, se hizo con el poder y no retornarían hasta que los tiranos fueran derrocados y expulsados en el 510 a. de C.

A su regreso al Ática, los Alcmeónidas pronto se hicieron con el control de los principales departamentos productivos y políticos. Influyeron enormemente en la cultura promoviendo la causa liberal de Sócrates, que por entonces comenzaba a brillar como un reformador del sofismo materialista tradicional convirtiéndolo en un sofismo individualista, origen de lo que conocemos actualmente como Filosofía Occidental. Este fue el origen del materialismo que en el siglo XVIII culminaría con el derrumbe del idealismo filosófico y la instauración de los estados materialistas y las revoluciones socialistas del XIX. Claro que en ese entonces el materialismo burdo y utópico de Sócrates aún no tenía la forma dogmática que habría de adquirir dos mil años después.

Democracia 01En pleno siglo IV a. de C. la filosofía socrática fue tomada como un conjunto de ideas descabelladas por los despóticos y los oligárquicos, pero el pueblo razo, ciudadanos con el simple derecho de tener tierras, comerciantes con derechos de propiedad y aristócratas caídos en desgracia (todo varón libre), alimentaron con creces la idea de un estado gobernado por las mayorías políticas y no por las élites aristocráticas, que era una de las promociones enarboladas por el individualismo socrático que concluía, como su máxima expresión, en la democracia.

La democracia, primitivamente era considerada como una forma de gobierno en la que el individuo se representaba políticamente a sí mismo y utilizaba su voto para apoyar diferentes causas en su núcleo social, además de tener derecho a ocupar puestos funcionarios en la polis y misiones especiales. Tenía ciertas ventajas, como los ideales utópicos de los sofistas de igualdad de condiciones y libertad -al decir utópicos me refiero a perteneciente a los utopistas -pero uno de los problemas que rápidamente afectaron a este sistema fue la parcialidad, la polarización y la degeneración en la Democracia Representativa. Puede sonar curioso que el principal responsable de la imposición de la democracia en el pueblo ateniense haya sido una de las principales familias aristócratas, pero cobra sentido al pensar en las ventajas que traería a las élites atenienses un sistema en que el pueblo pudiese elegir quién debía llevar a cabo ciertas tareas del gobierno.

Aún cuando el pueblo podía representarse a sí mismo, las aristocracias, ya fueran prodemócratas o antidemócratas, seguían siendo las que tenían un peso político verdadero. En 459 a. de C. surgió Pericles, un político y militar ateniense -tal vez el héroe más grande que tienen los actuales atenienses -que desarrolló una técnica oratoria y una visión adelantada a su tiempo sobre la manipulación de las masas. Los aristocráticos, considerados perseguidores de ideales y partidarios del orden establecido, se convirtieron en enemigos acérrimos de este demócrata, pues pensaban que sus medidas encaminadas al imperialismo ocasionarían un encuentro bélico contra Esparta, la mayor potencia militar de la región.

Democracia 02La causa de tantas inestabilidades fue siempre la exclusividad de beneficios del comercio con las naciones del Helesponto, Jonia y Magna Grecia, asunto que pondría en serios apuros a una potencia centralista como Esparta, que dependía de la conquista y el vasallaje para que su sociedad se dedicara exclusivamente a la guerra. Pericles, como digno representante de los Alcmeónidas, fijó las bases para que Atenas fuera la nación heguemónica de toda Grecia: se apoderó de las enormes riquezas de los oráculos (centros religiosos que recibían grandes cantidades de oro y plata de los estados vecinos) de Delfos y Delos, estableció un sistema mercantil con rutas marítimas, concedió enormes privilegios a los participantes del mercado y para proteger dichas rutas reforzó las defensas de Atenas e incrementó el poderió marítimo. Esto, para Esparta, significaba un claro desafío hacia su influencia en la zona.

Dentro del conflicto armado, la democracia se mostró pronto como una gran ayuda política, ya que los Alcmeónidas vetaron y condenaron al ostracismo a la mayoría de aquellos aristócratas y antidemócratas que representaban algún peligro contra sus intereses tanto en la guerra como en el comercio por medio del voto popular. Surgieron, de entre la poderosa familia, numerosos oradores populistas como Alcibíades y Cleón, capaces de manipular a las masas por medio del discurso, sin importar qué tan descabellada fuera la propuesta formulada en la asamblea (ekklesia). Es muy cierto que Atenas alcanzó un desarrollo sin igual durante la gestión de Pericles, pero el resto de los estados aliados fueron víctima de las ingerencias características de una expansión imperialista. Algunas ciudades, como Córcira y Potidea tuvieron que incrementar sus tributos a la Liga de Delos (liderada por los atenienses), y otras como Epidemnos y Lámpsaco fueron obligadas a derribar sus murallas marítimas y aceptar guarniciones atenienses. Incluso, después de los discursos de Alcibíades, Atenas votó a favor en mayoría para una expedición encaminada a conquistar Sicilia. Así estuvo marcado el nacimiento de la democracia, como el instrumento de manipulación más efectivo de la Edad Antigua, que permitía a los individuos deshacerse de su condición impuesta y ganar un derecho a elegir quién le gobernaría, aún cuando este derecho fuera ejercido por medio de presión populista y técnicas propagandísticas que actualmente adjudicamos a la Psicología de las masas.

Libertad y explotación

Democracia 04Los sistemas democráticos -dicen sus defensores -son inherentes en el hombre y en toda sociedad que ha alcanzado cierta madurez política. Prueba de ello son los casos aislados de democracias que han existido fuera de la influencia grecorromana, como la Confederación Iroquesa (Haudenosaunee) y la República de Tlaxcala (Tlaxcallan), por citar algunos ejemplos. En estos dos casos sucedió que numerosas tribus con algún interés en común buscaron la alianza con el vecino en vez de hacer la guerra, para poder enfrentarse a un mal mayor. Ambas naciones se regían por el principio de que todo ciudadano de derechos podía votar o hacerse votar para ostentar cargos públicos; si bien la realidad era que las castas o familias más poderosas, más arraigadas o más numerosas ejercían una influencia mayor sobre las minoritarias, y se valían de dicha situación para manipular elecciones que dieran resultados favorables en vías de sus intereses. La democracia ha estado, a través de la historia, estrechamente ligada a los conflictos bélicos, ya sea para evitarlos o para enfrentarlos.

Los prodemócratas a menudo argumentan que desde que comenzaron a existir las sociedades tribales comenzó a haber democracia, mencionando la Regla de la mayoría como una manifestación de ello. No estoy de acuerdo con tal afirmación. Si bien sí se aplicaba un sistema de gestión social basado en las votaciones dentro de las primeras pequeñas ciudades asiáticas y africanas, dichas congregaciones una vez que crecían tendían a monarquizarse -adoptar una monarquía -. Véase a Herodoto, por ejemplo, que al hablarnos de los babilonios nos cuenta cómo las diferentes naciones medas, al ver que los problemas comunitarios se salían de control, decidieron elegir como árbitro a Deioces de Media. Y junto con este ejemplo tenemos a toda una constelación de naciones que, después de haber experimentado sistemas sociales similares a una democracia, se convirtieron en oligárquicos (Imperio Cartaginés, República Romana, República de Venecia), monárquicos (Sarracenos, Franceses, Suiza) y despóticos (Siracusa, Chipre).

Democracia 07El problema más desfavorable que padece la democracia es que en su forma radical (democracia directa) se forman baches sociales que son difíciles de subsanar por medio de acciones civiles, pues los aparatos legales para gestionar las elecciones, referendum y plebiscitos deben ser monstruosos para llevar a cabo una labor productiva, y los métodos suelen ser largos y costosos para la sociedad. En cambio, cuando se trata de corregir este problema mediante la representación (democracia representativa), se forman claros bandos de interés que compiten por la preeminencia en el poder para obtener privilegios y ganancias, y esto se logra mediante la polarización y la alienación de la sociedad: alimentando la ignorancia general, disminuyendo la calidad de vida, poniendo a sectores de la sociedad contra otros sectores de la misma, etc.

Aunque suene parcial, Estados Unidos es uno de los poquísimos países -y el mejor ejemplo -en que la Democracia Representativa ha dado frutos verdaderos; una nación en que los intereses de ambos partidos en un sistema bipartidista son exactamente los mismos -aunque se han diferenciado bastante en los últimos años -. Sin embargo los Estados Unidos son el resultado directo de una cultura comercial brutal que se ha desarrollado sin freno durante 200 años. Esto no ha producido polarización interna dentro de sus comunidades -en parte por el gran desarrollo de su Estado del Bienestar -, pero sí la ha producido en gran parte de las comunidades de sus socios comerciales. En México, por ejemplo, durante más de 50 años se tuvo un sistema democrático -algunos dirán que solo fue un supuesto, pero trato de ser imparcial -unipartidista, y sin embargo la política de Estados Unidos para con el socialismo sumió al país en una crisis ideológica que desataría muchos enfrentamientos con obreros, estudiantes y campesinos. En otras palabras, los intereses externos de la nación vecina provocaba polarización en la nuestra.

Así mismo, en todo el transcurso de la historia se tienen ejemplos más que suficientes de cómo, naciones imperialistas con procesos democráticos, forzaban a otros países monárquicos, oligárquicos, despóticos o con sistemas democráticos que no comulgaran con sus intereses, a renunciar a sus estructuras sociales para abrazar la práctica democrática y, por medio de la polarización (el famoso divide y vencerás de Julio César) crear facciones que velen por ellos. Mucho se ha hablado sobre la democracia, argumentando que es un derecho inalienable, un valor humano, una garantía ciudadana y una necesidad del individuo. Pero lo único seguro es que, durante toda la historia, la democracia solo ha demostrado ser un objeto bastante útil para algunos sectores sociales ya fueran locales o globales, a veces dando resultados muy buenos, pero en ocasiones resultados nefastos.

Democracia 08

Fuentes

Herodoto, Los Nueve Libros de la Historia; Tomos I – IV.

Tucídices, Historia de las Guerras del Peloponeso; Discurso fúnebre.

Norberto Bobbio, Liberalismo y Democracia.

Giovanni Sartori, ¿Qué es la democracia?.

Anuncios

Pérdida del enfoque en el sistema de producción.

septiembre 3, 2009

Toda empresa de nueva creación, en sus inicios siempre tiene la necesidad de establecer un modelo de producción objetivo para operar de manera productiva. No debemos observar únicamente la cantidad de producto que se requiera producir: lo más importante para el óptimo funcionamiento de nuestra empresa debe ser el conocimiento de la naturaleza de lo que vamos a producir. No se pueden construir rascacielos, aviones para pasajeros u obras artísticas en lotes o en línea, así como también sería muy costoso producir despertadores pieza por pieza.

Producción lineal o continua

Producción lineal o continua

Cuando una empresa ve la luz por primera vez tiene ciertas características. El nacimiento de nuevos proyectos no es muy diferente del de los individuos en todas sus facetas. El individuo, al nacer, tendrá características físicas e inmunológicas que lo facultarán o lo limitarán para los primeros pasos de su vida, rasgos que permitirán distinguir si la persona podrá caminar, correr, asir las cosas con ambas manos, utilizar el razonamiento, ver, escuchar, alimentarse o, simplemente, vivir. De igual manera, al nacer, una empresa puede catalogarse por su tamaño, su capacidad de generar riqueza, su cantidad de trabajadores, su capacidad de producción, su giro comercial y una gran cantidad de variables que permitirán plantear las más esenciales metas.

Una de las más importantes es, sin lugar a dudas, el enfoque: Qué se producirá, para quién estará dirigida ésta producción y de qué manera se llevará a cabo. Cuestiones que deben plantearse y aterrizarse de manera inmediata y objetiva en la misión de la empresa. Tal vez sea éste uno de esos conceptos de la producción que los encargados del proyecto nunca dejarán de lado, pero al dedicarle toda la atención a este punto, las empresas suelen caer en un error bastante común: desconocimiento del «qué».

Producción por lotes

Producción por lotes

La mayoría de los administradores se enfoca en el «quién» y en el «cómo» que se plasman en la misión, pero muchas veces se olvidan de las características implícitas en el producto o servicio: cuando nos preguntamos «qué» es lo que produciremos, no se contesta simplemente con el nombre y las características físicas del producto, sino que la respuesta es un conglomerado de los factores que entrarán en juego a la hora de producir: calidad, empaque, almacenaje, embarque, canales de distribución; factores que no deben ser incluidos en la misión de la empresa, pero sí en la mente de los estrategas.

El producto, como un ente material, tiene sus necesidades y estas necesidades tienen su naturaleza característica: costo, tiempos, movimientos, economía de escala, ciclo de vida, etc. Estas variables son las que marcan la pauta que se debe seguir a la hora de fabricar nuestras creaciones, y no podemos simplemente producir sujetos a un capricho que nos dicta determinada cantidad de producción o tiempos de entrega ignorando cualquiera de estas características. La producción debe ser planeada en base a estas necesidades del producto –que no son otra cosa más que factores internos y externos derivados de su creación –y no al revés; es decir, anticipar un plazo de entrega del proyecto o comprometer una cantidad de producción y en base a eso, calendarizar las horas laborales para cumplir dichos términos.

Producción por proyectos

Producción por proyectos

No importa qué tanto expertise se posea en sistemas de producción en línea (producción continua), uno deberá adaptarse a las necesidades de su producto, ya que es precisamente por la nobleza de éste -el cual ha permanecido coherente con el modelo de producción -por lo que se ha estado siendo productivo, si es que de este caso se trata, y no porque hayamos inventado el método óptimo. Por ejemplo, un producto que requiera de variabilidad, complejidad y personalización, como juegos educativos, libros, revistas y cierto software, son inviables en la producción en masa porque para su adaptación en este sistema deberán obedecer a rigurosos estándares destinados precisamente a disminuir esa variabilidad y a desestimar todas las personalizaciones. Para lograr la producción a gran escala de este tipo de productos primero es necesaria su separación por áreas o unidades estratégicas y, ya bien definidas las necesidades de cada personalización, entonces adaptar cada unidad estratégica a un sistema de producción en línea. Pero cuando la cantidad de lo producido es realmente pequeña en comparación con las diferentes unidades estratégicas y, además se producirán estos productos en diferentes fases -planeación, diseño, implementación, etc. -estaremos necesitados de un sistema de producción por proyectos. Si, encima estos productos necesitan de muchísima diferenciación unos de otros, necesitaremos dividir al capital humano por células de producción y manejar cada producto como un micro-proyecto.

Moraleja.

Siempre ten puesta la vista en tu creación. Es bueno tener un buen método, pero si no conoces plenamente lo que estás produciendo, no sabrás nunca si tu método es el mejor.


Movimiento de tenaza en mercado de bebidas.

agosto 12, 2009

En la práctica de la Mercadotecnia suele hacerse en múltiples ocasiones comparaciones entre algunas estrategias de marketing y ciertas escenas del pasado distante. Son muchos los mercadólogos, economistas e industriales que han leído obras como El Arte de la Guerra, de Sun Tzu, y han querido aplicar sus reflexiones en el ámbito de la industria moderna. Yo mismo me considero una persona de esta especie, tratando siempre de encontrar esas curiosas similitudes entre las guerras de intereses territoriales, comerciales o religiosos del pasado, y las modernas guerras basadas en el monitoreo del mercado y la publicidad estratégica.

Aníbal Barca

Aníbal Barca

Durante años de estudio de ciertos sectores industriales, he notado la similitud entre algunas estrategias de mercado y el plan de defensa llevado a cabo por el ejército cartaginés en la Batalla de Cannas. Para abordar el tema, primero relataré el contexto histórico y táctico de la legendaria batalla:

Batalla de Cannas

La mencionada batalla tuvo lugar en la llanura de Cannosa, en lo que actualmente es Italia, en el año 216 a. de C. entre los ejércitos romanos y cartagineses. La Segunda Guerra Púnica vivía ya su segundo año de hostilidades, y hasta entonces Anibal había derrotado a todos los ejércitos enviados por el Senado Romano. Tras meses en los que se vieron las victorias cartaginesas de Trebia y del Lago Trasimeno, además de cientos de escaramusas por todo el territorio de Italia, el ejército de Aníbal Barca capturó la ciudad de Cannas, apoderándose de una importante fuente de recursos y estableciéndose en un punto estratégico en el que bloqueaban una ruta vital de abastecimiento para los romanos. Ante tal situación, los romanos reunieron una fuerza de combate enorme: 16 legiones; alrededor de 86 mil soldados, entre infantería pesada, infantería ligera, arqueros, lanceros y jinetes.

Desarrollo de la batalla. Haz clic para ver la imagen en tamaño completo.

Desarrollo de la batalla. Haz clic para ver la imagen en tamaño completo.

La batalla comenzó el 2 de Agosto en la mañana, con los romanos enfrentando a los cartagineses, quienes estaban  en inferioridad numérica y en terreno desfavorable, tornándose estos, aunque suene una locura, en favor de los invasores. Se prolongó durante medio día, y el resultado fue una victoria contundente a favor de los africanos: 65 mil muertos y 10 mil prisioneros; un desastre para los romanos.

Fue la primera vez que el mundo tuvo la oportunidad de observar lo que se conoce en estrategia bélica como movimiento de tenaza, una maniobra militar que permite que el enemigo sea atraído al centro y una vez este cede, los flancos se cierran rodeándolo en tres frentes, incapacitando en la lucha a toda las líneas centrales, que es donde, la mayoría de las veces, se dispone a los mejores elementos de un ejército. La ventaja de esta maniobra es que permite distraer a lo mejor de las tropas enemigas y concentrarlos en el centro enfrentando a las tropas aliadas más débiles. En la batalla parecerá que el enemigo está rompiendo nuestras líneas separando nuestro ejército, pero lo que en realidad pasa es que cuanto más avanza más se va hundiendo en una bolsa sin escape, pues mientras nuestro centro cede, nuestros flancos, más preparados y robustos resisten. Los flancos del enemigo se van quedando cada vez más expuestos, mientras que nuestros flancos comienzan a rodearlo y atacarlo por los lados.

El fuerte y el débil: Caso Coca Cola

Logo de Coca-Cola en los 80's

Logo de Coca-Cola en los 80's

Es peculiar este tipo de estrategias en el marketing, dado que en las empresas, las diferentes UEN’s (Unidades Estratégicas de Negocio) suelen clasificarse de manera que se tengan bien definidas sus fortalezas y debilidades, y así poder usarse en el momento indicado. De tal manera que en una empresa siempre existirán aquellos productos o servicios que sean su eje principal, y habrá otros que sean simple apoyo, refuerzo para satisfacer demandas específicas en el mercado, sin mucha importancia en general pero sí pudiéndose tratar de una ventaja estratégica.

A finales de los 80’s, en el marco tensor de la firma del Tratado de Libre Comercio entre Canadá, Estados Unidos y México, Coca Cola implementó una estrategia similar en el sector industrial mexicano del mercado de bebidas. FEMSA (Coca Cola de México) acababa de adquirir la embotelladora del Pacífico Tipp, que se dedicaba a producir las bebidas de la misma marca y de sabores, naranja, fresa y limón, entre otros. Lanzó a sí mismo la bebida Squirt de sabor lima-limón, en un tiempo en que la predominación de las bebidas refrescantes saborizadas parecía venirse encima. Pepsico de México era su principal cometidor en el mercado de bebida casera con su marca Pepsi Cola, y en algunos lugares del país, sobre todo en el sur, esta marca superaba a la famosa trans-nacional por amplios porcentajes. Ambas nuevas bebidas fueron anunciadas con bombo y platillos en radio y televisión, y sus esloganes argumentaban que la nueva moda eran las bebidas de sabor en el hogar -estas bebidas tenían décadas llegando al público joven, no así al sector de bebida casera – y a esta cruenta guerra Pepsico respondió con una costosísima campaña en todos los medios con su bebida Vita y la entonces veterana Manzanita Sol, que ya contaba con una gran presencia entre los consumidores jóvenes.
Cannas 04

Por otro lado, FEMSA se preparaba para la nueva cuestión que incluía la apertura de México a nuevos mercados de bebidas: la nueva campaña subterránea de la empresa constaba de regalar refrigeradores a los distribuidores de miscelaneas de los pequeños poblados más abandonados comercialmente en la Sierra Madre Occidental y Oriental, preparar una nueva logística que incluyera estas secciones y algunas del Sur, y asociarse con empresas de caminos para mantener adecuadamente las nuevas rutas. Hasta que en 1994 llegó el cataclismo para Pepsi Cola y todos los pequeños distribuidores que creían que la pugna de Coca Cola por el mercado de bebidas carbonatadas de sabor era sincera; Coca Cola sacrificó a las embotelladoras del Pacífico y el Golfo de México para desgastar a Pepsi en una campaña por un mercado que no quería. Obviamente, estas pequeñas marcas locales no resistirían ante un coloso de las bebidas como Pepsi, que las arrolló viendo una oportunidad estratégica que Coca Cola le regalaba. Pero cuando el TLCAN entró en vigor, los ojos de los demás competidores vieron con impotencia cómo Coca Cola tomó el control absoluto de casi todo el norte de México y total en las rutas de la serranía. Y aún más importante: las ventas de Coca Cola subieron a tal nivel en todo México que le dieron la oportunidad de lanzar dos nuevas megacampañas: la campaña navideña “¡Llega la alegría!” y la campaña para bebida familiar “Siempre Coca Cola“, que mantuvo hasta el 2000 y cuya gema en la corona fue la introducción de botellas retornables en presentación de 2 lt -precedida por una igualmente exitosa campaña en la que introdujo por corto tiempo la presentación de botella de cristal de 1 1/2 lt -.

Campaña navideña "¡Llega la alegría!"

Campaña navideña "¡Llega la alegría!"

Los efectos de estas campañas fueron devastadores para Pepsi Cola: la exclusividad en las rutas de los poblados menores nunca fue identificada por los competidores de Coca Cola, cosa que los aisló de los pequeños pero numerosos núcleos de consumo a tal grado que hay poblados en el norte de México -y doy fé de ello -en los que jamás se ha visto una Pepsi Cola y ninguna de sus marcas, ya no hablemos de bebidas minoritarias como ToniCol, Titán o Jarritos. El desgaste en una campaña inútil causó la falta de respuesta cuando Coca Cola comenzaba a introducir su presentación de 2 lt y de esa manera desplazarle de mercados que ya tenía completamente controlados, incluidos los sectores del sur de México. Ese mismo éxito ha dado un gran margén de competencia en su avance por otros sectores, como lo fue en el mercado de bebidas en centros de entretenimiento en 1999 y el 2000. Después de este movimiento de Coca Cola, Pepsi Cola jamás logró recuperar el terreno en los sectores perdidos y no parece que lo pueda hacer a corto plazo.

Continúa… Movimiento de tenaza en mercado de botanas.